Gracias

Se ha ido para siempre una parte muy importante de mi vida, Carmela, mi madre. Para aquel que no la haya conocido, es difícil hacerse una idea de la vitalidad, alegría y pasión con la que afrontaba cada día. Una mujer de eterna sonrisa que nos “obligaba” a encarar la vida con optimismo y a la que estaré eternamente agradecido por todo lo que me ha dado.

Por ella y por la innumerable cantidad de personas que habéis arropado a mi familia en estos duros momentos quiero expresar mi agradecimiento.

Ha sido imposible responder a la gran cantidad de muestras de cariño y apoyo de amigos, medios de comunicación, compañeros de profesión, futbolistas o personas anónimas que han querido estar conmigo en estos difíciles días, pero quiero que sepáis que todas ellas han sido reconfortantes.

Un fuerte abrazo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *